Durante las últimas semanas ha aparecido en la prensa una noticia alarmante sobre este anticonceptivo. Diarios como El Mundo o el ABC se hacían eco de una noticia en la que la Agencia Francesa del Medicamento anunciaba la suspensión de la comercialización de Diane 35 (de la farmacéutica Bayer) por motivos de seguridad, tras asociarse la muerte de 4 mujeres al uso de este fármaco.

De manera inmediata, la comunidad científica y médica se ha manifestado, pidiendo prudencia a la hora de ser sensacionalistas con noticias de este tipo.

La ficha técnica del Diane indica que si bien es un medicamento que actúan como anticonceptivo oral, no se deben utilizar en mujeres solo con fines anticonceptivos. Debe reservarse su empleo para mujeres que requieren tratamiento de las enfermedades andrógeno-dependientes, como el exceso de vello o el acné. Se recomienda suspensión 3-4 ciclos después de la resolución completa de las enfermedades indicadas, no debiendo continuar la administración solo con fines anticonceptivos.

Diane es un anovulatorio común, antiguo, barato y uno de los pocos financiados por la seguridad social. Es además más útil que otros anovulatorios en el tratamiento del exceso de vello y de acné. Sí es cierto que hay otros anovulatorios muy buenos (no mejores) y más modernos (no mejores), que son hasta 5 veces más caros (no mejores) pero con el mismo efecto o uso y tienen una experiencia de utilización muchísimo más corta. La muerte de estas 4 mujeres se ha producido en los último 25 años, sin tener en cuenta datos como los millones de mujeres que lo han tomado durante muchos meses sin ningún problema y el desconocimiento acerca de la prevención del cáncer de ovario por la toma de anticonceptivos.

Próximamente se iniciará a nivel europeo la revisión del balance beneficio-riesgo de estos medicamentos, pero consideramos que el derecho a la información debería ir de la mano de una buena elaboración de las noticias que, ajustándose a datos adversos crudos, dan una impresión de descontrol y falta de seriedad en las actividades sanitarias que no se corresponde con la realidad.

Desgraciadamente cada vez es más frecuente que internet esté invadido de información no controlada. Como equipo de especialistas apostamos porque seamos los profesionales que sí tenemos la información contrastada quienes hagamos nuestra pequeña aportación a la red.

Diane 35