Desde que aparecieron los tratamientos de fertilidad, millones de familias han podido ver cumplido su sueño de ser padres, gracias a la aplicación de técnicas como la Fecundación In Vitro, un método en el que para estimular la actividad ovárica se debe aumentar significativamente el nivel hormonal, por ejemplo, de estrógenos y de progesterona.

A pesar de los exitosos resultados logrados con la reproducción asistida a lo largo de los últimos 20 años en todo el mundo, lo cierto es que también existe cierta preocupación sobre si, el hecho de someterse a este tipo de tratamientos y el efecto de las hormonas, puede incrementar el riesgo o no de cáncer ovárico o de próstata.

Una preocupación que viene dada por la aparición de algunos estudios que hablan de un ligero aumento de estas patologías. Pero ¿realmente es así?, ¿deberíamos preocuparnos? ¿la estimulación ovárica en la FIV y la ICSI, conllevan un mayor riesgo de cáncer? Según los últimos estudios publicados sobre este tema, la respuesta es NO. A continuación, desde FIV4, te explicamos sus principales argumentos.

estudios sobre cancer y tratamientos reproductivos

Últimos estudios sobre fertilidad

 

En la última reunión europea sobre fertilidad, celebrada en julio de 2018, se presentaron dos estudios, uno del Hospital Universitario de Copenhague, desarrollado por la doctora Anja Pioborg y otro de la prestigiosa Universidad sueca de LUND, que descartan el incremento de cáncer de ovario y el incremento de cáncer de próstata en los usuarios de estas técnicas de fecundación in Vitro.

Para llegar a esta conclusión, se han analizado a 58.472 pacientes, sometidas a FIV y se las ha comparado con 549.210 mujeres de la misma edad y escogidas al azar, que no se sometieron a ningún tratamiento de FIV.

Los resultados demostraron que no sólo no había un mayor incremento de cáncer, sino que incluso, se llegó a demostrar que la tasa de cáncer de mujeres con esterilidad de origen masculino o de origen desconocido, era menor que en mujeres que no se sometieron a tratamientos reproductivos.

Conclusiones finales

 

  • Es la infertilidad en sí misma pero no la estimulación o el tratamiento hormonal de ovarios lo que se asocia a un mayor riesgo de cáncer de ovario.
  • No hay ningún mecanismo biológico que relacione el uso de fármacos para la fertilidad con un incremento del cáncer de ovario.
  • En cuanto al cáncer de próstata, el estudio presentado por Universidad sueca de LUND indica que el aumento de cáncer de próstata, no está causado, de ninguna manara, por la técnica de ICSI. De hecho, para demostrar este argumento, se evaluó a 1.2 millones de varones suecos sometidos a dicho tratamiento.
  • Los varones infértiles tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata. Por lo tanto, muchos pacientes que se sometieron a esta técnica, tenían un tumor latente en el momento de someterse a la ICSI.

Como se demuestra, mediante estos estudios, una vez más, las técnicas de reproducción asistida son técnicas seguras. En esta misma línea, también se pronunció la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, afirmando que, aunque se sospeche de un leve aumento de tumores de mama, ovarios o endometrio en mujeres con un historial de infertilidad, no existe ninguna evidencia de que la causa sean los tratamientos de reproducción asistida sino más bien la propia infertilidad en sí.

En caso de que aún persistan tus dudas, nuestro equipo médico de FIV4 estará encantado de informarte a cerca de todo lo que te preocupe, explicándote qué metodologías y medidas de seguridad seguimos en nuestras clínicas para los tratamientos FIV.