Cualquier espera puede llegar a hacerse eterna, y la incertidumbre de un futuro embarazo no iba a ser menos. La impaciencia por el resultado o el miedo a la negativa son solo algunas de las dudas que surgen cuando se espera el resultado final. Una montaña rusa de emociones que a veces es difícil de gestionar.

Pero ¿qué es la betaespera?

Es el término utilizado en medicina para englobar el período que transcurre desde que se termina el tratamiento de reproducción asistida, hasta que se realiza la primera prueba de embarazo.

El tiempo de espera suele ser de unas dos semanas, aunque depende siempre de las indicaciones del especialista.

Se trata de un período muy delicado para las mujeres que se han sometido al tratamiento, y aunque los sentimientos cruzados o las dudas que afloran son síntomas naturales en este proceso, para algunas parejas puede llegar a convertirse en un verdadero desasosiego.

¿De dónde surge este término?

Él término betaespera viene dado directamente por el nombre de la hormona que se analiza durante la prueba de embarazo en sangre: beta-hCG (Ganadotropina Corónica Humana).

La hormona es liberada por el embrión poco tiempo después de su implantación en el útero. Gracias a que los niveles aumentan de manera muy rápida, se convierte en un estupendo indicador para confirmar o no el embarazo.

Los niveles de beta-hCG pueden ser bajos por diferentes razones:

Por otro lado, podemos encontrarnos con unos niveles más altos de lo normal y que no siempre significan un embarazo múltiple, por lo que para confirman de manera contundente un embarazo de estas características, lo conveniente sería llevar a cabo una ecografía.

Los síntomas más comunes de la betaespera

Los síntomas que se pueden derivar tras un tratamiento pueden no ser los mismos para todas las mujeres. También existen casos en los que no se aprecia ninguno, lo cual no debe llevar a ninguna conclusión precipitada.

Es importante recalcar que esta serie de manifestaciones no son un indicativo directo de gestación, sino una respuesta al propio tratamiento. Estos son algunos de ellos:

  • Dolor lumbar.
  • Recurrentes ganas de orinar.
  • Pinchazos en los ovarios.
  • Jaquecas y naúseas.
  • Cambios de humor.
  • Cansancio general.
  • Pechos hinchados.
  • Acné.

Algunos consejos para superar la espera

Durante el período de incertidumbre, algunas mujeres llegan a sufrir grandes momentos de tensión emocional. Son muchos los sentimientos encontrados durante todo el proceso y durante la recta final, la acumulación de ellos puede llevar a las pacientes a momentos de verdadero estrés.

  • No hacer un reposo excesivo.
  • Apoyarse en la pareja.
  • Mantener una actitud positiva.
  • Realizar ejercicios de relajación y desconexión.
  • Normalizar la rutina.
  • No obsesionarse con los síntomas.
  • Y si es el estrés es muy alto, recurrir a la ayuda psicológica es la mejor opción.

Y finalmente, los resultados

Betaespera positiva

Cuando el resultado es mayor de 50 mUI/ de la beta hCG, después del 10º día del tratamiento.

Si es menor a estos niveles, el análisis debería repetirse en las próximas 48 horas para confirmar un posible error.

Betaespera negativa

La prueba sería negativa cuando el valor es menor de 5 mUI/ml. En esta situación se considera que no existe embarazo. Es aquí cuando se deben reunir todas las fuerzas para afrontarlo de la mejor manera posible.

Normalizar la situación, apoyarse en familiares o continuar el día a día de una forma natural son algunas de las claves para superar la espera.