La fertilidad viene determinada en cada persona por varios factores, como son el genético y los factores biológicos y ambientales. Estas variables influyen directa e indirectamente a lo largo de nuestra vida y determinarán la capacidad fértil.

Respecto a los factores biológicos, la edad o la herencia genética son rasgos inamovibles e innatos. Por el contrario aparecen factores que determinan también de manera significativa la reproducción. Hablamos de nuestros hábitos y estilo de vida, y con ellos englobamos desde dietas poco saludables hasta el consumo de alcohol o tabaco.

Tabaquismo y fertilidad: peligrosa combinación

Según la OMS, un tercio de las mujeres en edad de concebir son fumadoras. Un dato alarmante si hablamos de salud a nivel mundial y mucho más preocupante si nos adentramos en la reproducción.

Pero los efectos del tabaquismo sobre la fertilidad no solo afectan a la mujer como erróneamente se cree, sino que en los hombres también tiene efectos negativos en la calidad del esperma, pudiendo disminuir la libido o producir impotencia.

La gran mayoría de fumadores pasan por alto los importantes riesgos que supone para su salud, pero más allá de enfermedades cardiovasculares, pulmonares o diferentes tipos de cáncer, existe un desconocimiento mayor medida sobre los cambios que genera sobre la capacidad reproductiva.

Según la doctora Pino Navarro, la causa reside principalmente en los componentes de la nicotina y el humo de los cigarrillos. Estas pueden ser algunas de las consecuencias:

  • Disminuye la receptividad del endometrio.
  • Se producen menos estrógenos.
  • Anomalías cromosómicas.
  • Embarazos ectópicos.

Menos alcohol, más salud

Aunque el consumo de alcohol sea un hábito totalmente aceptado en la sociedad, se trata de una de las conductas más nocivas para nuestra salud, aunque depende en cierta medida de la cantidad que se tome.

En el caso de los hombres, ingerir bebidas alcohólicas puede disminuir de manera significativa la concentración de espermatozoides y su calidad.

La suma de muchos factores afectan a la fertilidad

El tabaquismo y la ingesta de alcohol se producen cada vez a edades más tempranas, lo que contribuye a un envejecimiento y desgaste prematuro. Pero no son exclusivamente estos factores los que afectan a la capacidad fértil. Todo ello, sumado al estilo de vida actual, hace tambalearse las probabilidades de reproducción en muchas mujeres. ¿Qué más factores afectan a la fertilidad?

  • Edad de maternidad tardía.
  • Estilos de vida.
  • Hábitos nocivos para la salud.
  • Sectarismo.
  • Ingesta de alimentos poco saludables.

Estos y otros muchos factores pueden determinar la capacidad de producción de las personas, por eso abandonar este tipo de hábitos antes de someterse a un tratamiento de reproducción asistida es una de las mejores decisiones.

¿Un último consejo? Concienciarse sobre todos los hábitos nocivos que tenemos en nuestro día a día y llevar a cabo un estilo de vida saludable. Un pequeño esfuerzo, que ofrece grandes recompensas.

 

Referencias