El Ministerio de Sanidad, junto a la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), presentó el pasado mes de octubre de 2020 un registro sobre los tratamientos de fertilidad en nuestro país. Según los datos extraídos, en el año 2018 se llevaron a cabo un total de 149.337 ciclos de FIV -un incremento del 6% respecto al 2017-, teniendo como resultado que el 9% de los bebés españoles nacidos en dicho año fuesen fruto de un tratamiento de reproducción asistida.

Estas cifras son un claro reflejo del boom que vive la reproducción in vitro en España y la evolución de la sociedad y su estilo de vida. Cada día son más las parejas que acuden a una clínica de fertilidad con un fuerte deseo, formar una familia. Pero ¿Dónde reside la clave del éxito en reproducción asistida? ¿Existe una fórmula mágica para conseguir el embarazo? En realidad no, solo un conjunto de elementos podrán hacer que los tratamientos de fertilidad sean exitosos.

Ese conjunto de características deben albergar tres aspectos clave: buscar la máxima rigurosidad, llevar a cabo una gran labor de investigación y mantener un control de los tiempos que refuerce cada tratamiento.

1. Ofrecer un tratamiento eficaz y seguro

Tras la pandemia, la seguridad se ha vuelto un factor clave en nuestra sociedad. Más aún si hablamos de las clínicas de fertilidad, donde los cuidados y las medidas de seguridad frente al COVID-19 deben seguirse con el máximo rigor. En nuestros centros de reproducción asistida en Asturias (Oviedo y Gijón) seguimos estrictamente los protocolos de seguridad  frente al SARS-CoV-2, además de diferentes metodologías para trabajar con agentes infecciosos como por ejemplo el VIH. Además, disponemos de la certificación ISO 9001 en todos los procesos médicos, biológicos y de gestión.

Durante cada tratamiento, y para que el proceso sea seguro tanto para la madre como para el futuro bebé, llevamos a cabo el conocido como Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). Se trata de una técnica, que mediante un proceso no invasivo, nos permite obtener información de la dotación genética de un embrión. Gracias a esta ella se asegura una mayor supervivencia de los embriones.

2. Apostar por la investigación médica

La importancia de la investigación médica en reproducción asistida cobra especial relevancia en estos casos. Abrir camino con nuevas técnicas, sistemas y metodología innovadora, marcará la diferencia cuando se pretende día a día superar las tasas de éxito actuales. Cifras que solo se pueden conseguir a través de una gran apuesta por la investigación en medicina reproductiva.

En FIV4 disponemos de varias líneas de investigación en constante evolución. Algunas de ellas se realizan íntegramente en el laboratorio y otras, en colaboración con diversas Universidades y hospitales. Además, nuestro equipo de profesionales -médicos y biólogos-, publica de forma habitual en prestigiosas revistas científicas de gran prestigio que avalan nuestro trabajo diario.

3. La edad y el paso del tiempo

Es posible alcanzar el éxito en reproducción asistida con más de 40, pero las probabilidades cada vez son menores cuando se cruza la barrera de los 35 años en las mujeres. Aunque el tiempo pueda parecer un factor al que se presta menos atención, es uno de los más importantes cuando hablamos de éxito en reproducción asistida. Y es que, el reloj biológico de las mujeres es realmente un aspecto determinante que inclinará la balanza y determinará las probabilidades de éxito en un tratamiento de fecundación in vitro, eso unido a la aparición de otros factores como menopausia precoz, endometriosis, miomas u otro tipo de alteraciones en el ciclo menstrual, hacen que los tratamientos de fertilidad sean la mejor alternativa.

Para enfrentarse al paso del tiempo, existen diferentes técnicas de preservación de fertilidad mediante las cuales una pareja puede retrasar este momento por un periodo indefinido. La vitrificación y la congelación de óvulos son los métodos más utilizados en la actualidad para posponer la maternidad en mujeres, una metodología de preservación de ovocitos que también suelen utilizar pacientes oncológicas.

Si os estáis planteando someteros a un tratamiento de reproducción asistida, la seguridad y la confianza en la clínica deben ser dos pilares fundamentales. En FIV4 despejaremos todas vuestras dudas antes del inicio del tratamiento, además contamos con un gran equipo de profesionales y psicólogos que os acompañarán durante todo el proceso. No lo dudes, ¡somos tu clínica de fecundación in vitro Asturias!

¿Tienes dudas?

Compártelas con nosotros. Podemos ayudarte.
Contacta con nosotros