Un amplio porcentaje de mujeres que se encuentra en edad fértil, especialmente en edades más jóvenes, utilizan algún método anticonceptivo, bien para prevenir embarazos, para regular el ciclo menstrual o para tratar cuestiones hormonales. El más frecuente suele ser la píldora, seguido del parche, el anillo vaginal o el implante subcutáneo. En otras ocasiones, se opta por el DIU o, de manera radical, por la ligadura de trompas.

¿Cómo funcionan los anticonceptivos hormonales?

Los anticonceptivos hormonales son los más comunes. Casi todos ellos (la píldora combinada, el parche y el anillo) liberan gestágenos y estrógenos (hormonas encargadas de inhibir la ovulación y de regular los sangrados menstruales respectivamente), mientras que la minipíldora únicamente libera gestágenos, ya que los estrógenos no están indicados para todas las mujeres.

Al tratarse de métodos que inhiben la ovulación, impidiendo la gestación, son los que más preocupan a la hora de dejarlo para buscar un embarazo. «¿Qué debo hacer para ser madre? ¿Perderán mis ovarios calidad? ¿Debo esperar algún tiempo? ¿Podré engendrar?» son algunas de las preguntas que se suelen hacer las mujeres que utilizan este método.

Pero hay buenas noticias:

Los anticonceptivos hormonales no afectan a la fertilidad a largo plazo. Son de los métodos anticonceptivos revertibles más eficaces.

¿Tienes dudas?

Compártelas con nosotros. Podemos ayudarte.
Contacta con nosotros

He dejado los anticonceptivos hormonales, ¿ahora qué?

Cada persona es un mundo, y cada ciclo hormonal, también. Una vez que dejes los anticonceptivos (píldora, parche, anillo, DIU, implante, la inyección trimestral de progestágeno…), es posible que vuelvas al patrón que tenías antes. Por lo que, si tenías períodos irregulares, lo más seguro es que los sigas teniendo. Para garantizar que sigues los pasos adecuadamente, debes consultar siempre con tu médico, que es quien mejor te asesorará en estos casos.

Hasta hace algún tiempo, se creía que era necesario guardar un tiempo de reposo para que el cuerpo se adaptara y se fueran eliminando los restos que van dejando, pero se ha demostrado que esto ya no es así. Los efectos anticonceptivos solo se mantienen mientras se toman (correctamente), por lo que la fertilidad se restablece muy rápido. Así que, si tu cuerpo deja de recibir esas hormonas, tu sistema endocrino volverá a producir las hormonas de manera natural casi de inmediato.

Aun así, es normal no conseguir quedarse embarazada, pero es algo completamente habitual en todas las parejas, hayan recurrido a anticonceptivos previamente o no.

Es cierto que algunos médicos recomiendan esperar unos meses, hasta garantizar que el ciclo de ovulación se regula por completo, y así establecer las fechas de mayor fecundidad y poder realizar un seguimiento.

También se recomienda tomar vitaminas prenatales, entre las que se incluye el ácido fólico (protege contra la espina bífida y ayuda a prevenir defectos del tubo neural en el bebé), hierro y otros nutrientes necesarios para el bienestar durante el embarazo y para la salud del bebé.

¿Puedo quedarme embarazada con ligadura de trompas?

Hay métodos de control de la natalidad permanentes e irreversibles, como la ligadura de trompas o la vasectomía, que están pensados para quienes no quieren tener hijos en el futuro.

Este sistema impide que el óvulo y el espermatozoide se encuentren, por lo que la fecundación no se produce, aunque el ciclo menstrual se sigue teniendo. Por eso conviene recapacitar mucho sobre ello antes de someterse a ello. Es posible revertirlo con cirugía o mediante fecundación in vitro, pero sin garantía de éxito.

Si estás buscando quedarte embarazada, hayas recurrido o no a métodos anticonceptivos previamente, en FIV4 te asesoraremos sin compromiso con total confidencialidad.