La adenomiosis es una enfermedad que afecta al tejido uterino, llamado endometrio. Junto con la endometriosis es una de las enfermedades uterinas más generalizadas en las mujeres, y es que se calcula que en el mundo padecen adenomioses casi 175 millones de mujeres.

Pero… ¿qué es la adenomiosis?

La situación normal es cuando, cada mes, el endometrio se deshace y sale fuera de la vagina con la menstruación. En este caso lo que ocurre es que en vez de expulsarlo el endometrio se infiltra en el miometrio al deshacerse, generando algunas lesiones y dando lugar a la enfermedad.

De ahí que se produzca un sangrado considerable además de los dolores intensos. Aunque se desconocen las causas, las molestias que produce provocan que muchas mujeres acudan a su médico, descubriendo finalmente este diagnóstico.

Los factores que predisponen a una mujer a padecer esta enfermedad pueden ser muy variados, aunque aún no se conoce una causa concreta. Estos son algunos de los casos en los que una mujer puede llegar a padecer adenomiosis:

  • Mujeres de entre 40 y 50 años (aunque se está viendo que cada vez es más frecuente en mujeres jóvenes)
  • Embarazos ectópicos
  • Cirugía uterina
  • La utilización de tamoxifeno
  • Haber tenido más de un embarazo

Los síntomas más comunes

En muchas ocasiones es apodada como una enfermedad silenciosa, ya que en la mayoría de los casos los síntomas no son más que leves dolores o molestias muy similares a los dolores menstruales.

Cuando la paciente acude al médico suele ser cuando estos síntomas comunes se agudizan:

  • Aumento del sangrado menstrual y prolongación del mismo
  • Dolor pélvico intenso
  • Dolor pélvico crónico
  • El útero suele aumentar de tamaño

Aunque el diagnóstico de la enfermedad sea una tarea complicada existen diferentes alternativas:

  • La resonancia magnética nuclear (RMN)
  • La histerectomía
  • La ecografía tridimensional

Cómo afecta la Adenomiosis a la fertilidad

¿Cómo afecta la adenomiosis a la fertilidad?

A diferencia de lo que se cree, la adenomiosis no afecta directamente a la fertilidad, sino que más bien obstaculiza la implantación de los embriones. Muchos estudios afirman  que las causas pueden derivarse de una falta de oxígeno y nutrientes al embrión.

Como consecuencia, el transporte del embrión al lugar de la implantación se dificulta considerablemente, haciendo que la gestación final sea muy complicada.

Otra de las consecuencias a las que se asocia es con un aumento de los abortos espontáneos, aunque no se tiene consciencia de ello al 100%.

 

Adenomiosis y endometriosis

Los síntomas de la adenomiosis y la endometriosis son muy similares y están interrelacionados, ya que cuando hablamos de adenomiosis estamos hablando de una endometriosis interna.

Aunque los síntomas pueden parecerse debido al sangrado y al dolor pélvico, los que aparecen en la endometriosis son algo más alarmantes.  A esto  se le deben sumar las naúseas, los vómitos, el sangrado en heces u orina e incluso cierto dolor durante las relaciones sexuales.

También hay que mencionar los grupos de edad a los que afecta. Tal y como hemos comentado, la edad suele situarse entre los 40 y 50 años que hayan experimentado algún tipo de cirugía uterina o hayan dado a luz con anterioridad.

Por el contrario las mujeres que suelen padecer endometriosis tienen entre unos 30 y 40 años de edad, y aún no han tenido un parto.

Si necesitas conocer más aspectos sobre la adenomiosis y cómo tratarla, ¡no dudes en consultarnos!