La hormona FSH también conocida como hormona estimuladora del folículo, hormona foliculoestimulante o folitropina es uno de los términos más conocidos para despejar muchas dudas en casos de infertilidad.

Esta hormona más que conocida en los tratamientos de fertilidad y una de las más importantes de nuestro cuerpo, tiene un papel crucial en la maduración sexual de hombres y mujeres.

Pero esto es solo un pequeño adelanto, ¿quieres conocer la importancia de esta hormona esencial en el proceso reproductivo? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la hormona foliculoestimulante.

¿Cuál es la función de la hormona FSH?

La folitropina es producida por la glándula hipófisis situada en la parte inferior del cerebro. Cuando en la mujer existe una función ovárica que no es la idónea, la hipófisis trata de compensarlo aumentando la secreción de esta hormona (como ocurre por ejemplo durante la menopausia, donde los niveles son más altos).

Entre las funciones de esta hormona se encuentra la regulación de estrógenos, la sinergia con la hormona luteinizante (LH) y el control de muchos procesos reproductivos.

Hablamos de una de las hormonas más destacadas en fertilidad ya que es un indicador que arroja luz sobre irregularidades menstruales, infertilidad y otros problemas ginecológicos.

Hay que mencionar también que en el caso de los hombres participa en el proceso de maduración de los espermatozoides.

Niveles habituales de FSH

Los niveles de esta hormona son muy cambiantes según la fase del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer. Y también pueden variar dependiendo de la edad y el sexo (mujer/hombre).

Los valores más habituales para la mujer son los siguientes:

  • Edad fértil, (ciclo menstrual):

Fase folicular: 3,8 y 8,8 mUI/mL

Mitad del ciclo menstrual: 4,5 y los 22,5 mUI/mL

Fase lútea: 1,8 y 5,1 mUI/mL

  • Menopausia: 16,74 y los 113,59 mUI/mL

En los hombres estos niveles hormonales se sitúan en un 1,27 – 19,26 mUI/mL

¿Qué ocurre cuando aparecen niveles altos y bajos de FSH?

Los niveles altos de FSH no suelen darse en mujeres menores de 40 años, si es así estaríamos hablando de una menopausia precoz, lo que significaría que existe una baja reserva de ovárica. Otro de los factores por los que puede aparecer un alto nivel de FSH es cuando la mujer está llevando a cabo un tratamiento de progesterona o estrógenos.

Por el contrario los niveles bajos de FSH indican que no se está llevando a cabo un proceso normal de ovulación, que puede estar producido por un bajo peso corporal (por debajo de los índices normales), un embarazo o a un problema de la hipófisis.

Por todas estas razones la hormona FSH es uno de los mejores indicadores para conocer las causas de infertilidad en la mujer y descubrir de manera más exhaustiva cuál es el tratamiento de fertilidad adecuado.