La vitrificación de óvulos es uno de los procesos de más utilidad dentro de una clínica de fecundación in vitro. Para nuestra clínica es un de las técnicas más apreciadas, ya que aporta libertad a la paciente a la hora de retrasar su maternidad.

Este método permite a la mujer posponer esa capacidad reproductiva el tiempo que desee con las mismas condiciones en los que se vitrificaron los ovocitos.

Vitrificación de ovocitos: ¿En qué consiste?

La vitrificación es un proceso de congelación ultrarrápido con el que podemos conservar los ovocitos en las mismas condiciones del momento de su extracción. Gracias al sometimiento a bajas temperaturas, los ovocitos se encuentrarán intactos hasta que la paciente lo solicite.

El proceso de congelación se lleva a cabo transformando el líquido a un sólido viscoso. Gracias al rápido enfriamiento a la hora de congelar los ovocitos se evita la formación de cristales de hielo, que pueden llegar a dañar el óvulo y lesionar las estructuras celulares. Hablamos de un gran avance en comparación a otros procesos antiguos en los que se llevaba a cabo una congelación más lenta.

Técnica de vitrificación

El método utilizado en nuestra clínica es conocido con el nombre de cryotop. Con esta técnica innovadora hemos conseguido unas cifras de supervivencia muy altas, de hasta del 97% en pacientes jóvenes.

Además es importante destacar que efectuando una comparación con un grupo de ovocitos frescos, se ha comprobado que ni las tasas de fecundación ni la calidad embrionaria se ven disminuidas.

¿Qué mujeres recurren a la vitrificación?

La vitrificación de óvulos es un proceso muy utilizado por mujeres que se encuentran en diferentes estados de su vida. Estos son algunos de los ejemplos más comunes por los que se lleva a cabo esta técnica.

  • Mujeres que por diferentes razones personales desean posponer su maternidad (sobre todo para evitar los efectos de la edad).
  • Pacientes con tratamientos de oncología o que van a recibir un tratamiento gonadotóxicos.
  • Mujeres a las que se les lleva a cabo cirugía repetitiva sobre el ovario, como puede ser la endometriosis.
  • Pacientes en las que es preferible la transferencia embrionaria en un ciclo distinto al de la estimulación folicular (riesgo de SHO, aparición de pólipos, hidrosálpinx o hidrometras, ausencia de espermatozoides, etc).
  • Para evitar los problemas éticos y legales de la congelación de embriones.
  • Creación de bancos de óvulos.
  • Por último, también se lleva a cabo para acumular ovocitos en pacientes con baja respuesta, o para tener una cantidad suficiente de ellos si el objetivo es realizar un ciclo de diagnóstico preimplantacional.

Importancia de la técnica en pacientes con tratamientos de cáncer

Gracias a los avances actuales existen técnicas tan efectivas como la vitrificación de ovocitos que permiten preservar la fertilidad antes de tratar un tumor, y es que se ha comprobado que la prevención antes de los tratamientos resulta muy efectiva. En este sentido, existen infinidad de casos las mujeres que son diagnosticadas con la enfermedad recurren a estas técnicas por precaución.

La vitrificación va a permitir que mujeres que ya han superado la enfermedad puedan continuar con el proceso reproductivo, ya que los ovocitos se encontrarán en el mismo estado gracias a la ultracongelación.

Este es solo un ejemplo de los beneficios que aporta esta técnica, un gran avance para todas aquellas mujeres que desean preservar su fertilidad para el futuro.