Si hay un factor que, afortunadamente, caracteriza a la sociedad actual del siglo XXI, es que, en general, existe una mentalidad mucho más abierta respecto a temas, que hace años eran tabú o simplemente impensables, como por ejemplo, la mayor independencia social y económica de la mujer, las diferentes tendencias sexuales del individuo, o la amplia diversidad de modelos familiares, que hoy en día van ganando en visibilidad y aceptación, rompiendo totalmente con los esquemas tradicionales preestablecidos hasta ahora.

Dos ejemplos representativos de esta situación, son las parejas homosexuales con hijos y las familias monoparentales.

Respecto a esta última cuestión y destacando más concretamente la elección meditada de la mujer, a la hora de optar por la maternidad en solitario, es importante resaltar que se trata de una tendencia que, cada vez, está más en alza. De hecho, según reflejan los últimos estudios, convertirse en madres solteras por elección propia, es un nuevo modelo familiar que ha aumentado un 58% en los últimos cinco años en España y que se da, sobre todo, en mujeres con edades comprendidas entre 35 y 45 años, con alto nivel académico y con un nivel adquisitivo aceptable.

Pero ¿a qué se debe el auge de este fenómeno social?, ¿cuáles son las principales razones que llevan a la mujer actual a tomar una decisión de este tipo? En las siguientes líneas, FIV4 te explicará algunos de los factores que más influyen en esta decisión y te informará también sobre los métodos de fertilidad más habituales a los que las mujeres se suelen someter para cumplir su deseo de ser madres.

tecnicas de reproducción madres solteras

 

¿Por qué las mujeres deciden optar por la maternidad en solitario?

Dentro del grupo de las madres solteras por elección, están todas aquellas mujeres que han decidido posponer la maternidad, bien por razones socio-económicas, laborales o personales y que, por tanto, conscientes de su edad biológica, planifican con bastante anticipación, el momento adecuado, recurriendo para ello a diferentes estrategias y técnicas de reproducción asistida. Los datos en este sentido muestran que, España es el país europeo que encabeza el retraso de la maternidad, siendo la edad de las madres primerizas la más elevada de todo el mundo hoy en día.

Por lo general la decisión de ser madre soltera estará marcada fundamentalmente por las circunstancias vitales en las que cada mujer se encuentre, es decir, dependerá en gran parte de su solvencia económica y de su estabilidad laboral o sentimental. Esta realidad, junto a la dificultad añadida, de llevar al límite la edad biológica de la mujer, hace que, en muchos casos, influya en la decisión de asumir la experiencia de la maternidad en solitario.

Por suerte, los hijos que pertenecen a un entorno familiar liderado únicamente por la figura materna, son un modelo, cada vez más integrado en la sociedad actual y los niños, no sólo lo ven y lo viven con total normalidad, sino que, además, sienten colmados y cubiertos en todo momento, sus necesidades de seguridad, afecto, cariño, cuidado y transmisión de valores tan vitales para el desarrollo de su educación y personalidad.

¿Qué métodos de fertilidad se recomienda a las madres solteras por elección?

Existen varias técnicas que se pueden aplicar, a aquellas mujeres que deciden afrontar la maternidad en solitario. Por lo que una vez realizadas y obtenidos los resultados de las pruebas diagnósticas necesarias como ecografías, analítica hormonal, análisis de la permeabilidad de las trompas y tras poner en valor la edad de la paciente, el equipo médico es el encargado de decidir el mejor tratamiento en cada caso. Por tanto, teniendo en cuenta todos estos factores, los tratamientos habituales suelen ser cuatro:

  • Inseminación artificial intrauterina con semen de donante (IAD). Se aplica en aquellas mujeres menores de 35 años que disfrutan de una buena salud física, que cuentan con un perfil hormonal normal y que además tienen trompas permeables. El número de intentos recomendado a través de esta técnica es entre 2 y 3, en caso de no conseguir la gestación.
  • Fecundación in vitro (FIV/ICSI) con semen de donante. Se realiza en mujeres mayores de 35 años o en aquellas, cuyos estudios previos, tanto hormonales como de permeabilidad de las trompas, indiquen una disminución en la probabilidad de éxito de la técnica anterior.
  • Ovodonación. Para esta opción se requiere de óvulos de una donante y de semen de un donante también. Este método de fertilidad se llevará a cabo, si los resultados no son los esperados, bien, por la mala calidad embrionaria o bien, por una baja respuesta a la estimulación.
  • Adopción de embriones. Quizás, esta sea la técnica menos conocida de todas. Por lo general, acuden a esta opción parejas que ya han conseguido un embarazo o las que aún reservan embriones vitrificados y deciden donarlos a otras personas que quieran cumplir también su sueño de tener un hijo.

 

Conclusión

 

Si has decidido tener hijos sola, ya sabes que cuentas, no sólo con un amplio apoyo social, sino también con varias técnicas de fertilidad, que te ayudarán a conseguir una maternidad en solitario, si lo deseas. Lo importante es que elijas adecuadamente y de forma meditada, el cuándo y el por qué. mientras nosotros, es decir, el equipo médico de FIV4 nos encargamos de seleccionar el tratamiento que mejor te convenga, poniendo a tu disposición todas las alternativas necesarias para hacer realidad tu sueño.