Los factores por los que se lleva a cabo una ligadura de Trompas son muy variados, y tomar esta decisión debe hacerse de forma muy meditada, ya que su efectividad es elevada.

Según últimos estudios el 10% de las mujeres que se someten a este tratamiento en España quieren revertirlo pasado un tiempo.

La vida de una mujer en pareja o sin ella, puede dar un gran giro a lo largo de los años, y lo que en su día fue una idea segura puede dejar de serlo más tarde. Hoy hablaremos algo más en profundidad sobre qué implica este cambio de decisión y responderemos a la gran pregunta, ¿es posible un embarazo tras una ligadura de Trompas?

¿En qué consiste la ligadura de Trompas?

Las trompas de Falopio son los conductos que conectan los ovarios con el útero y allí es dónde sucede la fecundación. Después el embrión desciende hasta el útero llegando finalmente a implantarse en el endometrio, lo que finalmente produce el embarazo.

El Pomeroy es una de las técnicas más utilizadas ya que pasado un tiempo, también permite la reconstrucción de la zona. Esta técnica consiste en bloquear las trompas y así impedir la fecundación.

El procedimiento de esterilización se aconseja a mujeres que:

  • Hayan tenido hijos y no deseen tener más
  • Mujeres que no puedan utilizar otros métodos anticonceptivos.
  • Mujeres en las que un embarazo pondría en riesgo su vida.

La ligadura de trompas es un procedimiento muy efectivo, por lo que en muchas ocasiones se recomienda pensar exhaustivamente esta decisión.

¿La técnica puede fallar?

Como en otras intervenciones no se trata de una técnica con resultados 100% efectivos, aunque se trata de un método altamente fiable con un índice de error en torno al 0,5%.

Encontrar el embarazo tras la ligadura de Trompas

Como ya hemos comentado este tratamiento impide que el óvulo y el espermatozoide se encuentren, lo que produce que el óvulo no llegue a fecundarse.

Al revés de lo que mucha gente cree, cuando una mujer ha llevado a cabo una ligadura de Trompas no significa que tenga lugar la menopausia, sino que continúa ovulando y teniendo un ciclo menstrual normal.

Por ello para tratar de quedarse embarazada tras una ligadura de Trompas, solo existen dos vías:

  • Reconversión de la ligadura mediante cirugía mayor

Esta opción se recomienda principalmente para mujeres menores de 35 años, son las que verán mayores probabilidades de embarazo.

Últimos informes e investigaciones afirman que la reconversión es muchos menos efectiva para que se produzca un futuro embarazo.

  • Someterse a un tratamiento de FIV

Recurrir a un tratamiento de FIV es una de las opciones más utilizadas por las mujeres en los últimos años. Esta técnica es muy habitual en mujeres mayores de 40 años. Aunque no se puede llevar a cabo una inseminación artificial ya que no existen las Trompas de Falopio como tal, si se pueden utilizar otras alternativas como el ICSI.

Como la ligadura de trompas no afecta a los ovarios y ni al útero, se puede llevar a cabo perfectamente la extracción de los óvulos.

Hay que mencionar que el primer argumento a favor del tratamiento, es que la mujer evitará la intervención quirúrgica, además es importante mencionar que los resultados son mucho mejores cuando se lleva a cabo.