Muchas veces los profesionales médicos de la reproducción, cuando practicamos la técnica de Fecundación In Vitro (FIV) o la ICSI y procedemos a depositar los embriones dentro del útero de la paciente, durante la Transferencia de Embriones, nos podemos encontrar con dificultades, incluso a veces, nos puede resultar imposible llevarla a cabo de la manera habitual.

¿Cómo lograr entonces el éxito en dicho proceso? ¿de qué factores depende?

Alcanzar buenos resultados con esta técnica radica en poder realizar una buena trasferencia embrionaria, es decir, que se obtenga un resultado limpio, sin sangre, sin moco y con una buena visualización ecográfica. Sin embargo, no siempre ocurre así.  ¿Qué habría que hacer si se diera este tipo de casos? A continuación, desde FIV4 te explicamos qué alternativas existen.

Técnicas alternativas

Antes de comenzar cualquier técnica reproductiva, lo primero que se debe hacer es un TEST DE TRASFERENCIA para tener una orientación previa a la hora de realizar este último proceso. En el caso de que veamos que finalmente la trasferencia no es posible a través del canal cervical uterino, entonces podemos proceder al plan B y valernos de dos técnicas alternativas que son:

  • Técnica TOWACO. Se trata de una opción a tener en cuenta. Esta técnica, sin embargo, presenta dos inconvenientes: el primero, que debe realizarse con sedación anestésica (algunos profesionales no lo hacen), por lo que el médico que la practique ha de tener experiencia en la anatomía de la pelvis femenina, pues puede afectar a estructuras importantes. Y segundo, que al atravesar el miometrio, podemos generar contracciones uterinas que pueden afectar a la implantación.
  • Técnicas GIFT/ZIFT. O lo que es lo mismo, las técnicas de trasferencia intratubárica de gametos y de trasferencia embrionaria a las trompas. Son metodologías que se desarrollaron al principio de los tratamientos reproductivos. Se trata de opciones delicadas, por lo que deben ser realizadas por personal médico con experiencia en Laparoscopia.

test de transferencia embrionaria

Diferencias entre GIFT Vs. ZIFT

En principio, los pasos que van desde la regulación negativa, hasta la estimulación ovárica y la recuperación del ovulo en ambos procedimientos son idénticos a la FIV. Sin embrago, existen también diferencias importantes. Son las siguientes:

  • Técnica GIFT. Los óvulos recuperados y los espermatozoides se trasfieren a una o ambas trompas de Falopio.
  • Técnica ZIFT. La fertilización se produce en el laboratorio como en la FIV estándar. Los embriones de un día (cigotos), se trasfieren a la(s) trompas.

Como podéis comprobar, para practicar ambos métodos se requiere de equipos expertos en el uso de laparoscopia y con amplia experiencia en técnicas de reproducción.

 

Conclusión

Es bastante habitual, que la mayoría de personas que acceden de nuevo a la reproducción asistida, no hayan oído hablar nunca de estas dos técnicas. Por eso desde FIV4, hemos querido dártelas a conocer para que, en caso de que falle el método tradicional, valoremos estas dos alternativas.