Fallos de implantación y abortos de repetición

En FIV4 contamos por tanto, con los últimos avances diagnósticos para los fallos de implantación, y con las técnicas más novedosas para solventarlo y conseguir el embarazo.

¿De qué hablamos cuando decimos fallo de implantación?

  1. Decimos que hay fallo de implantación cuando no conseguimos un embarazo después de tres ciclos de reproducción asistida en los que se han transferido embriones de buena calidad.
    En estos casos es importante realizar estudios más en profundidad para llegar a descubrir la causa y concentrar los esfuerzos hacía ella.
  2. Una implantación satisfactoria es un complejo proceso que envuelve a dos jugadores:
    el endometrio de la mujer y el embrión, entre los que debe haber un correcto diálogo cuando el endometrio es receptivo (durante la “ventana de implantación”). Para que esto se produzca, el endometrio ha de sufrir unas transformaciones moleculares fundamentales para el éxito del proceso.
  3. Para implantar y desarrollarse en el útero materno,
    se debe desencadenar y mantener un fenómeno de inmunotolerancia, haciendo que el sistema inmunitario lo acepte.

¿Qué hacer si tienes fallos de implantación?

En la Unidad de Fallo de Implantación de FIV4 contamos con un equipo altamente cualificado, contando con doctores en inmunología como el Dr. Abel Gayo, que junto al resto del equipo formado por ginecólogos, biólogos, bioquímicos y hematólogos, estudian cada caso de manera personalizada.

Contamos con la tecnología más avanzada para estudiar las posibles causas del fallo de implantación en cada pareja, analizando los diferentes factores que se ven implicados en este proceso.

  • A nivel embrionario.  El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) permite analizar genéticamente los embriones, asegurándonos así de que se transfieren aquellos que son euploides. Además, en algunos casos puede ser necesario realizar una eclosión asistida o assisted hatching, que consiste en adelgazar la zona pelúcida del embrión para facilitar la implantación del mismo; para realizar esta técnica, contamos con el láser de última generación que actualmente está en el mercado.
  • A nivel uterino. Determinados factores uterinos como infecciones o alteraciones endocavitarias pueden disminuir la receptividad endometrial. Para estudiar esta zona, contamos con un equipo de profesionales especializado en histeroscopia, pudiendo ayudarse además de la tecnología de ecografía Doppler en color para un mejor diagnóstico.
    • Causas sistémicas. En ocasiones los problemas provienen de alteraciones en el funcionamiento de sistemas que no están directamente relacionados con el aparato reproductor, como pueden ser las trombofilias (alteraciones en los procesos de coagulación) o las alteraciones de la inmunidad. Para estudiar estos puntos, realizamos un amplio estudio sanguíneo que descarta trastornos hormonales, metabólicos, inmunológicos y de coagulación sanguínea, incluyendo pruebas genéticas relacionadas con estas patologías.
    • Causas moleculares uterinas. La implantación debe suceder en el momento exacto en el que el endometrio molecularmente está listo para recibir el embrión (ventana de implantación). Para su análisis contamos con un estudio específico mediante array (Endometrial Receptivity Arrat, ERA) que analiza la expresión molecular del tejido endometrial obtenido mediante biopsia.
    • Causa espermática. Además de un espermiograma o análisis de semen, es recomendable llevar a cabo una prueba de fragmentación del ADN de los espermatozoides antes de la fertilización in vitro

¿Necesitas más información al respecto?

Contacta con nosotros

Consejos para futuros padres

Esperamos tu consulta

Resolvemos tus consultas con total confidencialidad

He leído y acepto la política de privacidadDetalle legal