Preservación de la fertilidad

Gracias a los beneficios que pueden aportar la vitrificación de ovocitos y el resto de técnicas de preservación de la fertilidad, podemos considerar que se ha abierto un nuevo campo de actuación dentro del campo de la Reproducción Asistida.

  1. Un grupo importante de pacientes que se pueden beneficiar de estas técnicas son las pacientes jóvenes diagnosticadas de cáncer que van a recibir tratamiento con quimio o radioterapia.
    Hoy en día se ha conseguido aumentar las tasas de curación y supervivencia de las pacientes con cáncer, debido fundamentalmente a las mejoras de los tratamientos oncológicos y por tanto, cobran mayor relevancia las consecuencias de estos tratamientos.
  2. Además de las mujeres jóvenes diagnosticadas de cáncer, estaría indicado en aquellas pacientes con
    enfermedades autoinmunes(lupus, artritis reumatoide, glomerulonefritis) o que vayan a ser sometidas a trasplante de médula ósea y necesiten ser tratadas con citotóxicos, en mujeres jóvenes con endometriosis severa y en general las mujeres que por la razón que sea (cuestiones laborales, búsqueda de una mayor estabilidad socioeconómica, mujeres sin pareja o con pareja pero sin deseo gestacional en ese momento), desean posponer su maternidad.
  3. En el varón, este problema es mucho más sencillo:
    simplemente congelando alguna muestra de semen, el problema queda resuelto.

Tratamientos específicos para la Preservación:

Congelación de la corteza ovárica

Actualmente las pacientes que padecen un cáncer, presentan unas altas tasas de supervivencia gracias a los avances en el diagnóstico y tratamiento del mismo. Sin embargo dichos tratamientos (quimioterapia/radioterapia) son agresivos y pueden provocar efectos secundarios importantes como fallo ovárico prematuro, lo cual puede impedir la posibilidad de ser madres con sus óvulos en un futuro y por otro lado el cese de la producción de hormonas femeninas (menopausia precoz). Otras enfermedades (autoinmunes, hepatitis, etc) requieren la administración de este tipo de tratamientos, y por tanto pueden beneficiarse también de la preservación de fertilidad.

Aunque la probabilidad de que esto ocurra depende de la edad de la paciente, tipo de patología y tipo de quimioterapia utilizada, se estima que de forma global afectará a aproximadamente la mitad de las pacientes. Por ello es aconsejable siempre que sea posible preservar la fertilidad antes de iniciar este tipo de tratamientos.

En qué consiste

Se trata de obtener pequeños fragmentos de tejido de la corteza ovárica (capa más externa del ovario donde se encuentran los óvulos) y congelarlos en nitrógeno a muy baja temperatura. Para ello se realizan los siguientes pasos:

  1. Se realiza una cirugía laparoscópica. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que habitualmente no requiere hospitalización y tiene una duración de aproximadamente 45 minutos.
  2. Se extraen pequeños fragmentos de corteza ovárica que se congelan en nitrógeno.
  3. Una vez la paciente supera su enfermedad, si se comprueba el cese de su función ovárica, se realizará una nueva laparoscopia en la que se reimplantan esos trozos de corteza en el ovario.

Ventajas

Esta técnica puede restablecer la función ovárica con lo que podrían lograrse incluso gestaciones espontáneas y permitiría tener niveles hormonales normales, evitando los efectos secundarios propios de una menopausia precoz (osteoporosis, sofocos, riesgo cardiovascular).

Por otro lado no requiere estimulación ovárica, pudiéndose realizar inmediatamente en cualquier momento del ciclo menstrual.

Indicaciones

Sería aplicable a pacientes que vayan a recibir quimioterapia o radioterapia ya sea por causa oncológica o por otro tipo de enfermedades.

Es el método de elección en niñas antes de la pubertad.

También se realiza en mujeres adultas, pudiéndose combinar con vitrificación de ovocitos.

Sería el método de elección en aquellos casos en que se requiere iniciar rápidamente el tratamiento contra el cáncer y no se dispone de tiempo para realizar una estimulación ovárica para vitrificar ovocitos, o en las que estuviese contraindicada dicha estimulación.

Consejos para futuros padres

Esperamos tu consulta

Resolvemos tus consultas con total confidencialidad

He leído y acepto la política de privacidadDetalle legal