Muchas parejas consiguen rápidamente el primer hijo pero, cuando desean aumentar la familia y el segundo hijo no llega, las cosas ya no parecen tan sencillas como al principio y el segundo embarazo parece algo lejano. En estos casos, es un error pensar que, si hemos tenido un hijo, el segundo también llegará. Los cambios en el estilo de vida, el paso del tiempo o la salud pueden haber cambiado y con ellos la capacidad reproductiva de la pareja.

Generalmente, las posibilidades de concebir durante el ciclo de la mujer son del 30%, porcentaje que disminuye a medida que pasan los años y se supera la barrera de los 35. Desde FIV4 te contamos cuál puede ser el origen cuando se presentan dificultades para conseguir el segundo embarazo y cómo afrontarlo.

¿Cuál es la edad ideal para tener el segundo hijo?

El ritmo de vida actual y los cambios sociales, han llevado a las mujeres a retrasar la maternidad. Según el INE, casi el 80% de mujeres de entre 25 a 29 años aún no tiene hijos en nuestro país. Un dato que nos indica que no es hasta pasados los 30 cuando las mujeres se plantean hoy en día la maternidad retrasando hasta más de los 35 años el segundo embarazo.

Pero ¿es fácil conseguir el embarazo del segundo hijo a los 40 años? La respuesta es contundente; cuanto mayor es la mujer, las probabilidades de un embarazo disminuyen. A partir de los 35, las posibilidades de concebir están en torno al 10% descendiendo drásticamente hasta un 3% cuando se alcanzan los 40 años.

Aunque los expertos recomiendan no esperar más de 18 meses entre bebés, el reloj biológico no frena, por ello la edad es un factor muy importante que no debe tomarse a ligera teniendo en cuenta que esto determinará las probabilidades de embarazo y las posibles complicaciones del parto en ciertas edades.

¿Tienes dudas?

Compártelas con nosotros. Podemos ayudarte.
Contacta con nosotros

¿Qué hacer cuando el segundo embarazo no llega?

«¿Por qué no me quedo embarazada del segundo hijo?» Es la pregunta que se hacen muchas mujeres cuando, tras un tiempo intentándolo, el sueño de aumentar la familia parece disiparse.

En estos casos, los estudios de fertilidad son fundamentales para determinar las causas de la esterilidad y orientar a las parejas en el camino a seguir a través de las diferentes técnicas de fecundación. En este momento del proceso -tras realizar los estudios necesarios-, deben elegirse de forma personalizada los tratamientos de FIV o ICSI atendiendo a las peculiaridades de cada paciente. Además no podemos obviar  una de las técnicas más innovadoras y con mayores tasas de éxito, el test genético preimplantacional no invasivo, un método que elimina casi con totalidad la trasmisión de numerosas enfermedades de herencia genética o cromosómica y está indicado para mujeres mayores de 35 años.

Fase de aceptación cuando no llega el hermanito

El camino hacia la maternidad y la paternidad es una carrera de fondo en la que se necesita fortaleza para sortear los diferentes obstáculos que se presentan. ¿Cómo superar no poder tener un segundo hijo? Para muchas mujeres, se trata de una fase muy dolorosa y en ocasiones traumática que puede marcar un antes y un después en la relación de pareja. Tras las pruebas, los análisis y los tratamientos, el desgaste emocional es más que latente, pero es en estos momentos cuando debemos encontrar en nuestro interior y en el apoyo de nuestra pareja y familiares, el cariño y la comprensión que necesitamos.

Cuando el estrés o la ansiedad se convierten en un verdadero problema, los especialistas aconsejan recurrir a un psicólogo o grupo de apoyo para compartir estas experiencias. Y recuerda: lo mejor siempre está por llegar.

¿Por qué cuesta más quedarse embarazada del segundo hijo?

Al contrario de lo que se cree, para muchas mujeres no es más fácil quedarse embarazadas del segundo hijo. Las causas de esta dificultad para concebir son muy variadas. Además de que exista un posible problema ligado a la fertilidad, el ritmo de vida, los cambios en la salud o el paso del tiempo están muy relacionados.

  • Estrés y ansiedad. El ritmo irrefrenable de nuestra sociedad, el estrés laboral… Son factores que influyen de forma muy negativa sobre la fertilidad. A todo esto, debemos sumarle la presión de aumentar la familia. La positividad en estos casos siempre será la mejor aliada, los pensamientos como el tiempo que se tienen que llevar los hermanos o el deseo de que el bebé nazca en una determinada fecha no son nada beneficiosos, ¡recuérdalo!
  • La salud. Desde el nacimiento del primer bebé, las cosas han cambiado. Es posible que se llevéis a cabo hábitos menos saludables respecto a la alimentación, el ejercicio físico, etc. Además, también puede aparecer alguna patología que antes no estaba presente.
  • El paso del tiempo. El reloj biológico es uno de los factores más determinantes a la hora de tener un bebé. El paso del tiempo influye directamente sobre la fertilidad de las mujeres disminuyendo la calidad y la cantidad de los óvulos a partir de los 35 años. Aunque varía mucho de unas mujeres a otras y hoy en día podemos ver embarazos espontáneos a los 40 años, la edad es crucial para conseguir ser madre.

¿Tienes dudas?

Compártelas con nosotros. Podemos ayudarte.
Contacta con nosotros

Si tras meses de intentos, el segundo bebé no llega, nuestra recomendación como expertos en reproducción asistida en Asturias, es que lleves a cabo una revisión de tu historia clínica además de los chequeos médicos pertinentes. Y si a pesar de todo, parece no haber solución, en FIV4 estaremos encantados de atenderte y revisar tu caso en profundidad para ayudarte a cumplir tu sueño. ¡Llámanos sin ningún compromiso!