El proceso al que se somete una mujer durante el tratamiento de reproducción asistida consta de varias fases. Una de las más importantes es durante la estimulación ovárica. Se trata de una técnica en la que muchas mujeres solicitan información, ya sea por desconocimiento o en ocasiones aparecen dudas ante el tratamiento.

Pero, ¿en qué consiste la estimulación ovárica?

La EOC (estimulación ovárica controlada) es un sistema que provoca la ovulación en mujeres que no producen óvulos en su ciclo normal o que desean aumentar el número de óvulos para generar más posibilidades de embarazo.

La estimulación ovárica se realiza a través de inyecciones subcutáneas diarias los primeros días que comienza el ciclo de la mujer, y puede durar aproximadamente unos 10 días, aunque cada caso es especial, y siempre dependerá de las observaciones del especialista.

¿Cómo es el tratamiento de estimulación ovárica y qué seguimiento se realiza?

En FIv4 personalizamos el tratamiento para cada paciente, analizando diversos factores que pueden interferir en este proceso. A partir del cuarto día del ciclo se comienza el seguimiento a través del número de folículos de la paciente. Este método se lleva a cabo mediante ecografías vaginales, a las que tendrá que acudir cada dos días. Y será el momento en el que el médico decidirá la continuación de la dosis o su aumento.

También es habitual controlar los niveles de estradiol en sangre (hormona producida por los folículos en crecimiento). Llegado el momento se encontrarán uno o varios folículos de 18 milímetros, entonces será este el momento de aplicar la inyección de hCG.

¿Existen efectos secundarios por la estimulación ovárica?

La preocupación por parte de las pacientes debe ser mínima, ya que este tipo de complicaciones se dan en un 5% de los casos.

Las complicaciones pueden llegar a surgir por los diferentes cambios que sufre la paciente. En estos casos durante la estimulación, nos encontramos con que el tamaño del ovario puede aumentar y en ocasiones de manera significativa. Lo que produce este cambio es que la paciente sufra hinchazón en la zona baja del vientre o una sensación  de pesadez.

En el caso de que el aumento fuera algo más exagerado, existen casos en los que el ovario se llegue a retorcer sobre sí mismo, provocando lo que se denomina torsión ovárica. Una situación que necesitaría atención médica urgente.

Estimulación ovárica: consejos y recomendaciones de los especialistas

Existe varios consejos que desde FIV4 solemos dar a nuestros pacientes para evitar problemas o dificultades durante este proceso:

  • El consejo principal sería que la mujer evite movimientos bruscos, como sería mantener relaciones sexuales sobre todo cuando se está finalizando la estimulación.
  • Evite deportes agresivos o que requieran un gran esfuerzo, ya que es en este momento cuando el ovario habrá adquirido mayor tamaño.
  • Por último, hablaremos de la respuesta más grave que se puede dar en la estimulación. Se llama el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO), aunque hoy en día se ha erradicado casi en su totalidad gracias a los protocolos y fármacos que se utilizan.

Si aún tienes dudas sobre la estimulación ovárica, no te preocupes en FIV4 te ayudamos a resolverlas.