¿Sabías que entre un 30 % y un 40 % de las mujeres que no consiguen quedarse embarazadas por algún tipo de desajuste hormonal?

Las hormonas femeninas además de regular el ciclo menstrual, pueden afectar y producir una serie de síntomas en la mujer: desde cambios en el estado de ánimo y aspecto físico, hasta influir en las relaciones personales y el apetito sexual.

Por ello, conocer y controlar los niveles hormonales es determinante a la hora de favorecer el embarazo

¿Cuándo es aconsejable hacer una revisión de los niveles hormonales?

Si tras un año de intentos no se consigue llegar a la gestación, hay que plantearse la opción de que quizá exista alguna dificultad para concebir.

La primera opción suele ser siempre el análisis de la pareja, para comprobar qué puede estar ocurriendo en el proceso, ya que los factores pueden ser muchos y muy diversos. En este sentido, lo normal es medir y analizar los niveles hormonales para comprobar si estos son correctos.

Tipos de hormonas masculinas y femeninas

Existen multitud de hormonas en nuestro cuerpo, pero estas son las que diferenciaríamos de la mujer y el hombre en lo referente a la fertilidad.

Hormonas femeninas

  • Hormona folículo estimulante (FSH)
  • Hormona luteizante (LH)
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH)
  • Prolactina
  • Estrógenos
  • Progesterona
  • Hormona antimülleriana (AMH)

Hormonas masculinas

  • Hormona liberadora de ganotropinas (GnRH)
  • Hormona folículo estimulante (FSH)
  • Hormona luteizante (LH)
  • Testosterona
  • Dihidrotestosterona (DHT)
  • Prolactina

Niveles hormonales

¿Cómo se miden los niveles hormonales de fertilidad?

  • En el segundo o tercer día del ciclo, se medirán los niveles de FSH, estradiol, LH, hormonas tiroideas (TSH, T3 libre y T4 libre), testosterona total y prolactina.  Estas hormonas son esenciales para que se produzca la ovulación.
  • Sobre el día 21 o 22, se medirán los niveles de progesterona para determinar si la ovulación se ha realizado correctamente y comprobar de esta forma si el embarazo se puede dar de forma natural o si por el contrario necesita hacerse a través de alguna técnica de reproducción asistida.
  • Existen otra opción mucho menos invasiva y mucho más sencilla, que sería el análisis de orina. No obstante, es importante destacar que este tipo de análisis, aunque ofrece datos igual de fiables, aporta menos información que los análisis previamente comentados.

Además de estas hormonas también pueden llegar a medirse otras como la taurina, la arginina, el zinc… Todo ello dependiendo siempre del problema que se quiera conocer a fondo.

Papel de las hormonas en el ciclo menstrual

Antes y durante la ovulación, las hormonas están muy presentes, ya que intervienen en todo el proceso. Desde la creación del óvulo hasta su liberación, de ahí la importancia de su análisis, ya que si en algún momento o a lo largo de la vida reproductiva de la mujer estos niveles varían, el ciclo menstrual puede verse alterado, llegando a ser decisivo en un futuro embarazo.

Si aún tienes dudas sobre cómo influyen estos niveles hormonales en tu capacidad para concebir, desde FIV4 te ayudamos a resolverlas.